¿Alguien apuesta por el CETMO?

Reprodución dun artigo de ROCÍO GARCÍA, corresponsal da Voz de Galicia na Estrada e encargada de cubrir a información da Terra de Montes.

CORREN MALOS tiempos para la lírica. Para el arte, tampoco se presentan mejores. Abundan los artistas incomprendidos y la bazofia subvencionada. Las obras anónimas empapelan los pubs de siempre y las mediocridades con apellidos encuentran hueco en los museos de moda.

Artistas hay muchos. Pero artistas de profesión, casi ni se encuentran. Alguno puede permitírselo, pero por cada uno hay cincuenta que malviven decorando duplex y otros tantos que han tenido que cambiar el lienzo por la funda de carpintero. Ni la historia ni el arte dan de comer. Alguien tendría que habérselo enseñado. Ni dan de comer, ni son una prioridad para ningún gobierno. Y menos para los locales.

Lo saben bien los promotores del Centro Etnográfico de Soutelo. La familia de Constantino González siempre tuvo una extraña obsesión por el patrimonio. Cuando algunos vecinos tiraban telares y ruecas, ellos decidieron crear un museo para preservar el legado. Pusieron mucho de su parte. No esperaban gran ayuda económica, pero daban por sentado el agradecimiento y el respaldo del Concello. Craso error. Eso sólo sucede cuando hay feeling con las altas esferas. En su caso, la relación empezó mal y no ha hecho más que empeorar. El Cetmo no ha visto un euro público en cuatro años de vida. La administración ha invertido más energía en poner trabas que en ofrecer soluciones. Ni siquiera presume de legado.

Quizás sea una cuestión de orgullo. Si lo es, alguien tendría que hacer algo. El Cetmo es el único centro de sus caraterísticas en Pontevedra. No es el Prado ni el Guggenheim, pero, en su línea, es más que decente. Puede que nunca atraiga a tantos visitantes como se quisiera, pero menos captará si no se incluye siquiera en los folletos. Es hora de dejarse de orgullo?y de apostar por el Cetmo. Todos.

        

Modificada por derradeira vez o 25/04/2014
(C)  Manuel Cerdeira Taboada
webmaster@terrademontes.es